Un nuevo desafío

Hace casi dos años, abrí mi studio de pole dance & Fitness: Vortex Fitness Studio. Este fue un gran paso, ya que dejé mi empleo fijo en una institución pública para dedicarme al 100% a lo que amo y me apasiona, que es el pole dance. No fue fácil, ya que en principio a penas podía cubrir los gastos de alquiler y electricidad, no sobraba prácticamente nada. Con ayuda de mi papá y mi novio, seguimos luchando por hacer que funcione, y la academia fue sobreviviendo y, poco a poco, creciendo.

Llegamos al final del segundo año de existencia y, como el contrato del alquilar estaba a días de vencer, decidimos que ya es hora de mudarnos a otro local un poco más amplio y, por sobre todo, más alto.




Fue así que dije: Bueno, tenemos 4 días para encontrar un local ideal 😅 poco tiempo, si, pero no imposible y nos pusimos a buscar. De tanto recorrer la ciudad en zapatillas de playa (justo me había olvidado de traer mi zapato deportivo) me salieron ampollas y a penas podía seguir de pié. Pero dos días después, camino a mi casa luego de las clases, pasé frente a una puerta que tenía un cartel que decía “alquilo”. Al pasar parecía pequeño, pero miré un poco más hacia el fondo y me di cuenta que atrás había otra sala que parecía ser grande. Así que paré para mirar y quedé totalmente enamorada, sabía que este tenia que ser la nueva casa de Vortex. Fue así que hicimos lo imposible, y alquilamos este lugar.

Con ayuda de mi familia, mis alumnos y el staff, mudamos todas nuestras cosas a la nueva sala en un solo fin de semana, y el lunes siguiente ya seguimos con las clases. Fue algo como hacer posible lo imposible, ya que no teníamos en los planes mudarnos, sino que fue una decisión bastante espontánea.

De todas formas, creo que fue la mejor decisión que podríamos haber tomado, ya que ahora podemos tener poles bien altos, lo cual era necesario para no tener que limitarnos a la hora de entrenar y también porque podemos tener más clases, como acrotela que empezamos también. 

Creo que todos los alumnos y también profes se sienten mejor aquí, ya no nos ahogamos en los horarios más llenos y los alumnos más altos ya no chocan por el techo con dos trepadas 😉

Aún queda un largo camino hasta que todo este listo al 100%, ya que hay muchas más cosas que quiero realizar en Vortex. Pero vale la pena seguir trabajando duro para poder alcanzar ese sueño de poder vivir de lo que me apasiona.

Gracias a todos ustedes por siempre leer mi blog, por seguirme en las redes y por cada comentario y mensaje. Nos leemos en el próximo post!




Compartí y seguinos en Facebook!

Por Vanessa Veron Cattebeke

Ultima clase en el studio antiguo

 

0 thoughts on “Un nuevo desafío